Marina

Existen requisitos obligatorios para la protección contra las vibraciones de los equipos navales instalados a bordo de buques. Estos equipos se deben someter a pruebas de laboratorio mediante vibraciones simuladas similares a la que puedan encontrarse a bordo de los buques.

Para los equipos que se someten a pruebas de vibración, la aceptabilidad estará supeditada a la capacidad del equipo para soportar los ensayos y la capacidad para realizar sus funciones principales durante y después de las pruebas de vibración.

Se permitirán daños o fallos menores durante la prueba siempre y cuando tales daños o fallos no menoscaben, en modo alguno, la capacidad del equipo para desempeñar sus funciones principales. Debido a los numerosos tipos de equipos que se pueden ensayar se debe hacer una clara definición de lo que serán Fallos mayores y menores de cada uno de ellos.