Sísmico no nuclear

El diseño, construcción y supervisión técnica de edificaciones en países con riesgo sismico debe someterse a los criterios y requisitos mínimos que se establecen en la Normas Sismo Resistentes de cada país en cuestión y/o de los países del entorno, que tienen por objeto reducir a un mínimo el riesgo de la pérdida de vidas humanas, y defender en lo posible el patrimonio del Estado y de los ciudadanos.

  • Una edificación diseñada siguiendo los requisitos de estas normas, debe ser capaz de resistir, además de las fuerzas que le impone su uso, temblores de poca intensidad sin daño, temblores moderados sin daño estructural, pero posiblemente con algún daño a los elementos no estructurales, y un temblor fuerte con daños a elementos estructurales y no estructurales, pero sin colapso.
  • Además de la defensa de la vida, con el cumplimiento de los niveles prescritos por la normativa de diseño sismo resistente para los movimientos sísmicos de diseño, los cuales corresponden a requisitos mínimos establecidos para el diseño de elementos estructurales y elementos no estructurales, se permite proteger en alguna medida el patrimonio.
  • Los movimientos sísmicos de diseño prescritos en la normativa de diseño sismo resistente corresponden a los que afectarían las edificaciones de presentarse un sismo fuerte. Ante la ocurrencia, en el territorio nacional, de un sismo fuerte que induzca movimientos de características similares a los movimientos sísmicos de
    diseño prescritos en la normativa de diseño sismo resistente deben esperarse, en las edificaciones construidas cumpliendo con la citada normativa, daños estructurales y no estructurales reparables, aunque en algunos casos pueda que no sea económicamente factible su reparación.
  • Para las edificaciones indispensables y de atención a la comunidad se espera que el daño producido por movimientos sísmicos de características similares a los movimientos sísmicos de diseño prescritos en él sea reparable y no sea tan severo que inhiba la operación y ocupación inmediata y continuada de la edificación.