Transporte

El entorno al que un producto debe sobrevivir desde que es fabricado hasta que llega al cliente final (etapa de distribución) puede resultar muy severo. El sistema producto/embalaje deberá ser capaz de soportar el viaje sin sufrir excesivos daños, debidos a las vibraciones y a los impactos por caídas.

Por este motivo, muchos equipos, desde grandes transformadores a material informático más delicado, se someten a pruebas en laboratorios como el de Virlab, como una forma de garantizar su transporte seguro